La Culpa no es del Indio…

En estos días he tenido que llevar a un miembro de la familia en reiteradas ocasiones a ver a su doctor, doctora en este caso, incluso estuvo internado una noche; Chimuelo de 16 años de edad, es un Cocker Spaniel, que por azares del destino se integró a la familia, y que se encuentra algo delicado de salud. Aunque es harto tentador escribir sobre él en este espacio, sólo es el pretexto para poder abordar el tema que pretendo.

Resulta que el sábado 15 de septiembre, tras llevarlo a revisión, la doctora (veterinaria) me platicó que tuvieron, el día anterior, una emergencia poco convencional y muy alarmante; por la noche hicieron un ultrasonido a una Yorkshire que los llevó a realizar una cirugía de emergencia.

Para no aburrirlos con este triste relato, les explico que esta perrita fue esterilizada hace dos años en el Centro del Control Animal de Cuautitlán Izcalli, antecedente de alto valor, pues luego de limpiar las adherencias que tenía en su interior, encontraron que en lugar de suturas en la esterilización usaron sinchos de plástico, SINCHOS DE PLÁSTICO.

No podría hacer una comparativa decente a lo que Duarte o durante su gobierno se hizo a los pequeños con cáncer, pero, ¿qué clase de persona usa SINCHOS en lugar de sutura? ¿A qué grado de cinismo y deshumanización hemos llegado?

En el Estado de México estamos a punto de que lleguen los cambios de las administraciones municipales y en particular en Cuautitlán Izcalli, me pregunto ¿qué cuentas entregarán?, o mejor aún ¿qué es lo que hará la administración entrante para evitar abusos como el relatado?

Hoy nadie quiere estar cerca del actual alcalde, como seguramente hoy nadie quiere estar cerca de muchos alcaldes a lo largo y ancho del Estado de México; pero, al menos yo, soy consciente de quienes lo apoyaron, quienes estaban alrededor de él como moscas que revolotean cerca de la inmundicia (licencia poética que es más parecida a la realidad de lo que debería ser). No olvido que Nueva Alianza lo impulsó, el PRI lo sostuvo y el PVEM lo cobijó, recuerdo como las huestes tricolores lo defendieron a capa y espada, o como otorgó la candidatura del PANAL a quien creyó le daría algún resultado (cuando ya todo mundo le daba la espalda). Sobre todo, no puedo exculpar a todos aquellos que lo llevaron al triunfo con su voto, o con su apatía y su falta de interés.

Hoy como sociedad tenemos la oportunidad histórica de participar, de exigir a las nuevas administraciones que abran espacios a los ciudadanos pra que se vuelvan garantes de las acciones gubernamentales, que desde la sociedad sean los ojos que eviten que nunca más se les de agua en vez de medicamento a los niños, o que a las mascotas amadas de las personas se les pongan SINCHOS en lugar de suturas.

La sociedad tiene la oportunidad histórica de pasar de la queja vana en redes sociales, a ser actores, vigías, contralores sociales, de las nuevas administraciones, pues si bien no hay forma de exculpar a patanes como los que hoy, por gracia divina, ya casi se van, también es cierto que TODOS somos cómplices de sus fechorías, cómplices por omisión.

Acepto la culpa que me toca ante las fechorías y abusos que se han cometido en mi municipio, acepto que soy cómplice por no haber hecho lo suficiente para evitar se hicieran, ¿Quién más acepta su culpa?

Por: Rodrigo O. Pérez

Anuncios

Un comentario en “La Culpa no es del Indio…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s