TRUMP Y LOS JUICIOS DE NUREMBERG.

“PARA QUE EL MAL TRIUNFE SOLO HACE FALTA QUE LOS HOMBRES BUENOS NO HAGAN NADA”.

Las acciones emprendidas y llevadas a cabo con eficiencia contra los migrantes que realizo el gobierno Estadounidense, no son nuevas llevan un tiempo cumpliéndose cabal mente, lo que despertó la “Indignación” local e internacional fue la separación de los menores de edad de sus padres, detenciones, recluciones, vejaciones, violaciones y lo que nos falta o desconocemos sobre este grupo de personas que busca una mejor vida para ellos y sus hijos en una tierra que se las puede ofrecer, no solo han pasado por el infierno de recorrer nuestro país (México) donde sufren más o peores tratos, en ocasiones hasta muerte a manos del crimen organizado, que solapado y hasta ayudados por las autoridades nacionales, los extorsionan, esclavizan, comercian y son asesinados impunemente, los que logran librar este infierno dantesco tratan de cruzar la frontera y se ven finalmente apresados por las eficientísimas fuerzas migratorias estadounidenses, que ahora, ayudadas por la guardia nacional (que para eso los pusieron en la frontera, violando tratados con México) los encierran con el fin de enjuiciarlos y final ente deportarlos.

En este proceso son tratados como criminales y no contentos con eso ahora separan a los menores de edad, cosa que nos indignó sobre manera, pues nos recuerda el fantasma de otras atrocidades parecidas que se llevaron acabo hace más de 70 años, por un gobierno europeo que lo llevó acabo con gran eficiencia, si bien no son los mismos argumentos que se manejaron ,se le parecen demaciado.

El miedo aquí no es Trump, que es un pobre tipo carente de principios y sin cultura, con pensamientos xenofobicos y ultra nacionalistas, sino el fantasma de la intolerancia y la justificada violencia racial.

Ello nos recuerda los Juicios de Núremberg, donde el principal argumento para llevar al paredón o la horca a los criminales de guerra fue que cometer una ateosidad no puede ser justificada con arguir “yo sólo seguía órdenes”. No sé porqué, pero todo esto me recuerdo a todo ello.

Roberto Carballar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s