De la Sinrazón al Odio

mexico“Toma a un fanático e intenta hacerlo entrar en razón”. Ayer, 12 de junio del 2018, se llevó a cabo el tercer y último debate entre los candidatos a la presidencia de la república, por obra y gracia de los dioses ocultos ya no habrá un cuarto debate.  En lo particular opino, como en los dos anteriores, México fue el gran perdedor, lo que vimos, los que lo vimos con ojos críticos y analíticos, fue un pésimo montaje, con pésimas actuaciones, pésimos argumentos y algunos chispazos de buen humor; pero que hayan logrado conectar con la audiencia, o lograran hacer que los indecisos tomaran una decisión, no,  eso no se logró.

Abro mis redes sociales y sorpresa, inundada de mensajes de los fans de cada uno de los candidatos, menos los del  Bronco pues al parecer él no tiene muchos. “El Peje esto, el PRIAN aquello, Meade por aquí, Anaya por allá”. Pura incongruencia.

Podría escribir sobre porque el discurso del Peje no es propuesta por sí misma, o porque las barbaridades de Anaya son inviables, pero de nada serviría, pues los fans, que ahora son más bien fanáticos no entienden de razones, razonamiento o sentido común.

Con forme avanza este proceso electoral lo único que verdaderamente se está logrando es dividir a los ciudadanos, quienes están radicalizando su postura, ya no escuchan, ya no piensan, ya no razonan; entendible, no justificable.

Hemos vivido durante mucho tiempo, años y años, un sueño tortuoso, en ocasiones una pesadilla, en el que las crisis económicas son constante en la fórmula, donde se ha añadido una nueva variable, que pronto será constante, la violencia, sumemos la inseguridad, la falta de oportunidades y el cinismo de las autoridades y el resultado será: La Sociedad Mexicana.

Somos una olla de presión sin una válvula de alivio; ellos, los candidatos siguen en su postura sin importarles a donde están llevando a sus seguidores, Andrés Manuel esta campaña se ha vendido como un hombre de paz, pero sus seguidores ni se tragan el cuento, ni quieren paz, quieren venganza, entendible, pero no justificable.

Los seguidores de Anaya quieren ganar y no les importa escuchar que su candidato está parado en una bomba de tiempo y de corrupción que en cualquier momento, y de acuerdo a los intereses de quien lo quiere dinamitar, puede explotar.

De los priístas, ni hablo, porque ni conciencia ni razonamiento parecen tener.

El caso es que conforme pasan los días camino a la elección, los que mantenemos una postura objetiva y no logramos decidir quién merece nuestro voto somos menos, somos señalados y hasta perseguidos.

La semana pasada estuve dos horas platicando en una reunión privada con el candidato de morena del municipio en el que vivo, ésta pasé otra hora de manera privada con el candidato del PAN, para sus huestes, dependiendo del que lance el ataque, soy un panista de closet o un morenaco, no alcanzan a entender que habemos quienes buscamos ejercer un voto razonado, inteligente, consiente. Pues si ese es el precio que los Verdaderos Independientes debemos pagar, por intentar que la sociedad despierte (pero responsablemente) vengan pues los ataques.

Para finalizar escribo en vos alta: “A ellos nada les interesa si se radicaliza, nada les importa si nos empezamos a ver con desprecio. A ellos nada les importa que los fanáticos empiecen a pasar de la sinrazón al odio”.

Rodrigo Pérez

Anuncios

Un comentario en “De la Sinrazón al Odio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s